POLÍTICA-MIENTE INCORRECTO

Blog del poeta Alejandro Céspedes con reflexiones, artículos, opiniones, etc. sobre actualidad, literatura o política, desde un punto de vista muy poco epicéntrico.

A veces me veo a mí mismo nadando en medio del mar hacia una isla que ese otro que también soy yo ni ve ni sabe que existe.

Todos los textos de este blog están protegidos bajo licencia.
“Amo más que nunca la poesía como creación extrema del hombre, me siento como siempre un aprendiz, sé que he escrito algo relativamente diferente, no me interesan el éxito literario ni la fortuna ni tampoco la farándula "socio-literaria", busco lo abierto”.
Extracto de una carta de Roberto Juarroz a W.S. Merwin, traductor de su obra al inglés, que yo podría firmar perfectamente. Incluida como epílogo a Décimocuarta Poesía Vertical. Fragmentos Verticales, Emecé, Buenos Aires, 1997.

PELOS DE PUNTA... MADRE


¡POR FIN! PIXIE & DIXIE (¡MARDITO ROEDORE!) en... tatachán...

¡LA MADRE DE  TODOS LOS DEBATES!

Para qué se va a hacer hoy toda esa mierda, toda esa farsa, toda esa burla, tan tan tan cara, no tanto en euros, que también, sino en credibilidad; esa palabra que tanto gusta a los propios políticos. La respuesta, que cada uno tendrá que encontrar debajo de esa “sábana” de la que se hablará un poco más abajo, a mí me pone los pelos de punta... madre.

“Cuando asesoro a candidatos políticos para un debate televisivo en campaña, siempre parto del siguiente planteamiento: la forma es lo que más interesa del debate, porque lo que van a decir ya lo sabemos todos (...) Lo importante es modelar el carácter del candidato y ejercitar su facilidad para rebatir (…) A lo mejor te interesa que tu candidato saque una personalidad fuerte, o moderada, o convertirlo en un transmisor de ideas brillantes, o humilde, o enfadado”. 

Esto lo dice hoy mismo (aunque lo llevan repitiendo hasta la saciedad en todas los medios desde hace dos semanas) en un periódico José Luis Sanchís, el más veterano consultor político del país. Ahora se llama así, antes hubiésemos dicho que es un “asesor de imagen”, y mucho antes lo hubiésemos llamado “el consejo de un amigo”. Ya se sabe que dar un consejo viene de “Consejero” con cargo al erario público –qué paradoja-

“Una vez que has diseñado la personalidad que quieres que trasmita tu candidato”, continúa el consultor, “extiendes una sábana. Bueno, yo lo llamo sábana, pero ahora se hace con Excel. Pero antes era una sábana que se dividía en cuadros, cada uno destinado a uno de los diez o doce asuntos que se van a debatir. Y para cada asunto tienes que buscar: a) Una frase muy concreta que defina tu posición; b) Un ataque a la posición del contrario; c) Una burla; y d) Si quieres, una pregunta: ¿Qué haría usted si…?”

Ya sé que todo esto no suena muy matemático” dice José Luis Sanchís, como disculpándose. Sí, claro que suena muy matemático, don José Luis, y a la vez muy   patético, que también es esdrújulo y tiene las mismas vocales y casi las mismas consonantes. PATÉTICO que nos ofrezcan esta gran producción de TVE mezcla de género de terror (vampiros) y vodevil (Comedia frívola, ligera y picante, de argumento basado en la intriga y el equívoco, que puede incluir números musicales y de variedades) con cargo a nuestro bolsillo –como todo- para ¡precisamente! acercarse al ciudadano, debatir...

Hace unos días, en una de esas tertulias televisadas (hay cientos y a todas horas, eso sí, con los mismos tertulianos –gran profesión de moda los opinadores- que parecen gozar, además, del don de la ubicuidad) se hablaba de una intervención de Esteban González Pons en una rueda de prensa hablando sobre el “problema” que tiene José Blanco (es el capítulo que toca ahora, ya se sabe que las telenovelas exprimen el guión hasta que roza la “cierta ficción” como diría la doble de Raquel Revuelta en “Estrenos de cartelera”, antes tuvimos los capítulos del “Faisán”, los del caso “Camps”, los de la trama Gürtel, y así hasta remontarnos al prehistórico capítulo de “ni Flick ni Flock, no hay caso ni lo habrá, que tanto nos recuerda fonéticamente a Pixie & Dixie). A lo que voy, decía que en esa tertulia ocurrió algo que, aunque conocido, resulta repugnante cuando te lo escupen a la cara. Como si de repente hiciesen “un aparte” (en el lenguaje teatral, “el aparte” es una intervención verbal en la que el/los personajes dejan de participar momentáneamente en el juego dramático, en el acontecimiento escénico, y el resto de figuras fingen no escuchar sus palabras) empezaron a hablar en un tono “normal” para decir que era una pena que a González Pons le hubiese tocado ese papel (sic) porque en realidad (¡en realidad! ¿se dan cuenta del significado de las palabras?) Pons es una persona muy amable y ”en la realidad” ambos políticos – acorralador y acorralado- son buenos amigos y desayunan juntos.

Nosotros, es decir, “los otros”, deberíamos haber fingido no escuchar esas palabras. Y en realidad así fue, las convenciones sociales tienen esos misterios. No ocurrió, no existió, fue “un aparte”. Cuando se descubre que se vive en una-parte  la realidad discurre como un episodio de dibujos animados. Pero que te llamen a la cara “monigote” queda feo. Mejor conservar las formas hasta el fin.

Esto es la política: un combate de lucha libre americana en la que los contendientes, disfrazados de las cosas más ridículas, fingen con saña patética intentar destruirse. Todos los demás: espectadores. ¿Quién será el “Campeón”? De momento este papel lo juega José Blanco.

En realidad todo esto no es más que otro episodio de esa gran telenovela con actores de tercera que es la política de un tiempo para acá. Y lo peor de todo es que hoy también la realidad supera a la ficción.

Por eso hoy veremos esta noche –verán, yo no tengo pensado ir al teatro- dos cuerpos vaciados (hasta la vestimenta y el color de las corbatas han sido acordados entre los equipos de ambos candidatos). Dos armaduras huecas que se mueven con gestos aprendidos y se van desmembrando mientras hablan. Títeres de sí mismos que hablarán a la luna de los focos de un estudio.

El mayor de los problemas es que este teatrillo convocará a casi diez millones de silentes corderos. Y, como ya sabemos, lo que ocurre en la tele es la verdad.

El “Consultor” Sanchís recuerda una intervención de Adolfo Suárez en la televisión de 1979: “Yo he visto mover un millón de votos en una noche. Yo estaba allí”.

¡Qué lástima! de esos “nos-otros” a los que hoy nos toca estar aquí. Del otro lado.

Pues eso, hoy echan Pixie & Dixie ¡YAAAABADABADUUUUUUU!  como decía Pedro Picapiedra.
                                            ¡Mardito roedore!
EL DESVÁN EL DESVÁN EL DESVÁN EL DESVÁN EL DESVÁNEL DESVÁN EL DESVÁN EL DESVÁN EL

Flores en la cuneta en EL CULTURAL-El Mundo (08-01-10); Francisco Díaz de Castro

Reseña en El Norte de Castilla, por Carlos Aganzo

ÁLBUM FOTOGRÁFICO, pinchar para acceder


________________________________________

http://albumfotograficocespedes.blogspot.com/

_________________________________________

ENTREVISTAS

ENTREVISTAS
Diario de Las Palmas

Revista Ambito Cultural -El Corte Inglés- por Marta Agudo